Traductor

Relajación de los órganos internos


Por la mañana después de haber estirado el cuerpo y haber movido los dedos de los pies, acomodarse sobre el pise, boca abajo de manera que los dedos de los pies, las piernas y las rodillas están sobre el piso y con el apoyo también en las manos. El pecho paralelo al piso, cabeza hacia adelante. (posición del perro)
Luego nos sentamos sobre los talones y bajamos la frente en el suelo. Los brazos quedan estirados, cerramos los ojos y nos quedamos en esta posición por unos segundos. Luego volvemos a la posición de rodillas. (Hacer 7 veces)
En este ejercicio, la sangre retenida en el estomago y en el intestino refuerza la digestión y mejora la eliminación.
El hecho de sentarse sobre los talones, expulsa la sangre hacia el corazón, los pulmones y el cerebro (no aconsejable a personas con mucha hipertensión).

Durante el sueño profundo la sangre es reducida en la cabeza y se concentra en la parte digestiva, por los horarios de meridianos de energía, por lo que es conveniente comenzar con este ejercicio por la mañana, para  mejorar el cerebro y sentirnos más activos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario